Skip links

Como Equilibrar Trabajo y Vida Personal

Bienvenidos a este mi canal para ayudarte a crear un cambio de vida a través de una guía de hábitos inteligentes basado en 7 áreas. Soy Carlos David Justiniano Poppe, un boliviano que nació el 4 de marzo de 1978 en Santa Cruz de la Sierra. Mi arte es iluminar la realidad, crear y compartir mapas para llegar lo más lejos posible como sociedad, como empresas y como personas individuales. Transformo positivamente la vida de las personas y organizaciones que así lo deseen. Algunas personas me definen como Estratega de Vida, porque acompaño a las personas a experimentar un cambio de vida radical a través del autoconocimiento y de técnicas basadas en estudios sobre el comportamiento humano.

Tengo una sólida formación en Negocios Internacionales, dicto seminarios y talleres sobre Ventas, Bienestar Integral y Servicio al Cliente. Represente para toda Sudamérica durante 8 años al Conferenciante Mexicano ALEX DEY. Participe de todos los programas de entrenamiento con el gurú en comportamiento humano, Anthony Robbins. Me certifique como Coach Ontológico por la International Coaching Center y la AEAPro. Y actualmente soy consultor y facilitador certificado por Service Quaility Institute de la metodología para desarrollar vendedores y equipos comerciales de Elite a través de estrategias de Servicio al Cliente.

He publicado un libro de Desarrollo Personal “VOLVER A NACER´´ que te muestra claramente en como cambie mi vida con simples pero poderosos pasos que me impulsaron a desarrollar hábitos inteligentes.

En este artículo, para poder tener una relación sólida contigo que buscas información para tu propia evolución, quiero contarte un poco de mi historia resumida para que te des cuenta que un pequeño paso puede cambiar tu vida, y si es necesario que te lo leas con atención, porque generalmente cuando una persona hace cambios en la vida o llega a la cima, desconoce por todo lo que paso para llegar allí, iniciemos. (hasta aquí podría ser para youtube, hay 7 keywords, y las otras como tony robbins, alex dey, service quality institute, aeapro, también podrían servir)

LA VIDA CAMBIA EN UN INSTANTE

Era un día normal, como todos los días: ir a la universidad por la tarde, al gimnasio por la noche… La única diferencia radicaba en lo que sucedió ese día, un 11 de julio del año 1996.

Faltaba poco para acabar la materia de invierno que había tomado. Por aquel entonces yo tenía diecisiete años. Saliendo de clase, hacia las siete de la tarde, pregunté a unos amigos si podían acercarme hasta mi casa (la semana anterior había tenido un accidente con mi automóvil, debido a mi estado de ebriedad, y lo tenía en el taller para que lo repararan), me dijeron que sí y salimos para allá, pero desafortunadamente ese día no logré llegar a mi casa.

Era un día lluvioso y el pequeño auto marca Fiat de mi amigo donde yo iba como pasajero trasero, chocó bruscamente con una camioneta con doble cabina. Impulsado por la fuerza del golpe, el auto voló hasta la altura de las luces del semáforo. Después del impacto, las dos personas que iban delante quedaron ilesas, solo recibieron golpes leves y pudieron salir por las puertas, pero mi persona quedó en la parte trasera del vehículo, colapsado con la parte superior del semáforo.

Sobresaltadas por el ruido del accidente, varias personas salieron de sus casas para averiguar lo que había pasado. A una cuadra del accidente, distancia a la que vivían mis amigos, salió el padre de ellos y se encontró con el auto de sus hijos hecho pedazos. El hombre reconoció a uno de ellos desmayado, al otro consciente y a una tercera persona, que era yo mismo ahogándome con mi propia sangre, a punto de morir.

En unos minutos llegó la policía y, con su pobre criterio, decidió colocarme esa manta que se usa para cubrir cadáveres, pero el padre de mis amigos se opuso y solicitó ayuda de primeros auxilios entre la gente que curioseaba. Y en medio de la multitud había un ángel: un joven de 17 años que trabajaba en primeros auxilios decidió atenderme y logró hacerme reaccionar para luego subirme a la camioneta del padre de mis amigos. Lo que mi amigo me cuenta es que una persona me agarraba la cabeza y otra me sacaba la sangre por la boca para que no me ahogara.

carlos david

Llegué al hospital con vida, delirando y diciendo que me despidieran de mi madre, que le dijeran que no se preocupara, que todo estaba bien… Inmediatamente después entré en coma. El hospital se encargó de avisar a mis padres del accidente. Mi padre estaba trabajando en el campo y la que se encontraba en casa era mi madre; cuando atendió esa llamada, su mundo se desboronó. Más tarde, cuando hablaron con los médicos, les dijeron que tenía muy poca esperanza de vida, que había que dejarlo en manos de Dios. Entonces, confiando en las manos de Dios, mi madre decidió ir a buscar al mejor neurólogo de Bolivia, persona a cuyas manos dejó la bendición y el poder de operarme.

Ese médico me sacó del cuadro de coma en veinte días y me tuvo diez días más en terapia y ocho meses en recuperación. Las cicatrices de mi cuerpo me dicen que todo fue verdad, la mayor de ellas la tengo en la cabeza, de lado a lado. Además, sufrí una fractura de mandíbula y corrí el peligro de perder un ojo y movilidad en mis dedos, ya que se soltaron los tendones.

Al cabo de cuatro meses, tras el proceso de mejoría, algo debió de entrar en mí que, en lugar de dar gracias por mi vida, por tener una segunda oportunidad y hacer un cambio en mi vida, tomé la decisión de seguir bebiendo alcohol, manejando en estado de ebriedad, y sin intenciones de desarrollar nuevos cambios en mi vida.

A los 23 años me casé, sin haber comprobado antes si entre ambos había cierta compatibilidad o afinidad y pensando que esa era la solución a mi vacío y el inicio para cambiar de estilo de vida, esa fue mi solución al hecho de no encontrar respuestas a la pregunta ¿para qué vine a este fenómeno llamado vida?

Como la relación no me hacía feliz y más bien nos peleábamos como perros y gatos, un día decidimos irnos a España a buscar mejores días, creyendo que los cambios en la vida iban a llegar solos trasladando nuestros cuerpos a otro lugar, sin cambiar nuestro enfoque, obvio que nos fue muy mal, porque nuestro enfoque estaba en asociar el dinero como la fórmula de la felicidad, y no en nuestro desarrollo personal como la herramienta definitiva para experimentar un cambio de vida constructivo.

Después de un cierto tiempo radicando en España, retornamos a Santa Cruz de la Sierra con la idea de que los bares daban dinero, así que decidí montar un bar de tragos; recuerdo en ese entonces que la parte de abajo era el bar y en la parte de arriba vivía yo con mi ex esposa. En aquella época, de día trabajaba como gerente en una empresa de marketing y ventas y por la noche abría el bar.

Transcurrieron los meses y nuestra relación se tornaba intolerante, pelea tras pelea… Hasta que un día llegué a mi casa, y me convencí que realmente la vida cambia en un abrir y cerrar de ojos, ella ya no estaba; había dado ese paso inevitable: terminar con algo que no debió comenzar.

Entonces comencé a vivir una vida con extremos, alcohol, mujeres, marihuana… Faltaba a mi trabajo y día a día me sentía cada vez más vacío y sin respuestas.

LA VIDA NOS CAMBIA EN UN SEGUNDO

Un sábado, bien recuerdo, un par de grandes amigos me pidieron que nos viéramos para charlar. Acepté, por supuesto, ya que eran mis amigos, y en ese encuentro me sorprendieron diciéndome que se habían enterado de que yo estaba llevando una vida de destrucción y querían saber lo que me estaba pasando, puesto que mi persona no era así.

Las palabras que escuché ese día me llegaron en lo más profundo de mi ser y me hicieron reflexionar. Me di cuenta de que sí había personas que me querían, personas que se preocupaban por mí y me inspiraban a hacer cambios en mi vida. Al día siguiente, coloqué el bar a la venta y, como obra de Dios, se vendió por el mismo monto que en su día se invirtió, créeme, la vida te puede cambiar en un segundo.

coaching carlos david

Pasé varios años, del 1999 al 2004, migrando de empresa en empresa, buscando respuestas, sin excesos…, pero algo había en mí que me inquietaba, y es que buscaba la manera de hacer dinero. Así, decidí montar nuevamente un pub, y desde el año 2004 hasta el 2009 monté varios bares con los que sí logré percibir importantes ingresos; pero seguía sin sentirme pleno pensando “mi vida necesita un cambio“. Cambiar de vida a los 30 años, con 23 kilos de sobrepeso, cansado tanto mentalmente como físicamente. Me veía horrible, me sentía horrible, me repetía incansablemente, quiero que mi vida cambie. Veía cómo la gente se destruía por influencia mía: peleas de puños, peleas de pareja, choques entre gente ebria que salía de mis bares, etc. Y ahí entró una luz que me hizo reflexionar y preguntarme: ¿a qué vine a este mundo? ¿Cómo quiero que me recuerden? ¿Solo como una persona que tenía bares y hacía que la gente lo pasara bien incentivándola a la destrucción con la ingesta de bebidas alcohólicas? ¿O me gustaría que me recordaran como una persona que aporta algo a la humanidad? ¿Destruyo o construyo?

MI VIDA NECESITA UN CAMBIO

¡Decidí construir! Con el impulso de mi Dios Padre y la ayuda de mi amada esposa que la conocí en el año 2007 en uno de mis bares (eso fue lo único positivo), vendimos el bar y estructuramos una empresa de marketing 2.0. Como toda empresa, necesitaba personal de ventas que estuviera capacitado y buscando material de capacitación de vendedores, encontré en un puesto pirata un DVD que decía «Enciclopedia de ventas», del gurú de las ventas y negociación Alex Dey. Lo compré, llegué a mi oficina, puse el DVD y escuché su historia, una historia que me impresionó porque ese hombre se había convertido, pese a las condiciones en las que vivió cuando era niño, en una persona que había logrado tener éxito económico ayudando a cambiar vidas cambiando la manera de pensar de las personas. Investigué más sobre Alex Dey: era una celebridad y había estado en varios países de Suramérica, América y Centroamérica. Comencé a ver sus vídeos y me gustó su energía y su sinceridad al enseñarte las técnicas en como la vida puede cambiar en un segundo. Y nuevamente me pregunté: ¿por qué tan importante personaje no ha sido invitado a Bolivia? Mi respuesta fue: «claro, si la mayoría de mi gente piensa en trago, mujeres, drogas y diversión…» Y en realidad, ese era el ambiente en el que me había movido durante 5 años. Meses más tarde, me convertí en su Representante para toda Sudamérica, convencido de cambiar de vida a los 30 años.

CAMBIA TU MENTE CAMBIA TU VIDA

Hay una gran diferencia entre riqueza y dinero, aprendí a disfrutar la riqueza verdadera, sentir agradecimiento por lo que tenemos, por lo que ya está hecho y por lo que no tuvimos que hacer: las calles por donde caminamos, los autos que transitan, los aviones que nos trasladan de un País a otro, Google, la felicidad de seguir teniendo a mis seres queridos todavía con vida, de saber que tengo frutos para comer y agua para beber. La riqueza para mí, es sentir agradecimiento por no estar atravesando un cuadro terrorista, por no tener desastres naturales, por el solo hecho de estar vivo y gozar de este regalo llamado vida, me hace usar en su máxima expresión las tres únicas herencias que Dios me dio: una MENTE para poder crear todo lo que se pueda imaginar, un CUERPO lleno de energía y de vitalidad que está compuesto de un 75 % de agua y el TIEMPO, que es lo único que no podemos controlar. Si quieres que tu vida cambie para bien, utiliza estas herramientas de manera que te construya y que no te destruya.

Estimado lector, si lo único cierto en esta vida es que la vida es incierta, ¿porque sentir compasión por nosotros mismos en vez de sentir pasión y agradecimiento?

Te sugiero que investigues o te registres a una sesión de coaching de 60 minutos sin costo con mi persona, en como conocer las estrategias sobre cómo equilibrar trabajo y vida personal para lograr tu propia realización, nunca es tarde para cambiar. Reflexionar acerca de momentos que experimentamos cuando nos sentimos solos, estresados, deprimidos y sin esperanzas, en muchas ocasiones es porque no sabemos cómo equilibrar trabajo y vida personal y nos estancamos en nuestra zona de confort alejándonos a experimentar los cambios de la vida que nos causan éxtasis y esperanza.

Déjame decirte algo, cuando estas en un estado emocional que no quieres ni levantar la cabeza para confrontar tus verdaderos problemas, ese el mejor tiempo para crecer y aceptar que estábamos totalmente equivocados al permitir que otros nos quiten nuestra paz, gozo y felicidad.

Muchos de nosotros estamos buscando surgir entre las masas para inspirar a otros, y para lograrlo, debemos desarrollar una fuerza mental y emocional para aprender a controlar las emociones que nos alejan de nuestro objetivo y así descubrir quienes somos en realidad, porque que la gran mayoría de las personas cuando nos ven felices, normalmente nos quieren quitar esa felicidad, y si hay algo que la gente no te perdona, es que seas mejor o más sobresaliente que ellos.

No permitas que nadie te subestime y te quite el entusiasmo de ser mejor cada día persiguiendo los cambios en tu vida, porque el entusiasmo es la materia prima que tenemos para hacer de nuestra vida una obra maestra y ejercer nuestro liderazgo transformacional. Trabaja más en ti, que, en otra cosa, porque si te vuelves más inteligente o más valioso, vas a poder añadir valor a las personas y vas poder descubrir en como como mejorar una relación de pareja, como eliminar la ansiedad por comer o cómo alcanzar la libertad financiera💸.

En estos últimos 10 años aprendí que, Si quiero cambiar mi vida, yo tengo que cambiar, Si quiero que la vida sea mejor, yo tengo que ser mejor. No me lo creas, compruébalo tú mismo y cambia tu vida.

Leave a comment

Necesitas Ayuda?